Espaguetis Konjac de Pollo

espaguetis konjac

La Pasta Konjac es la versión más ligera de este ingrediente, con un uso mucho más asiático que occidental. Su composición se basa en un 100% en fibra, lo que ayuda a controlar el apetito y a la vez las calorías consumidas.

Al poseer la increíble cantidad de 9 calorías por cada 100 gramos, lo que lo convierte en un alimento clave para las dietas bajas en calorías (hipocalóricas)

Ingredientes del Konjac de Pollo

  • 400 gramos de pasta Konjac
  • Pechuga de pollo en tiras al gusto
  • Cebolla en juliana al gusto
  • 100 gramos de calabacín picado
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Una cucharada de salsa de soja (baja en sal)
  • Tercio de taza de caldo de verduras o de pollo
  • Zumo de limón al gusto
  • Sal marina al gusto
  • Ajo en polvo al gusto

Preparación

  1. Marinamos la pechuga de pollo en el zumo de limón, la sal, el ajo en polvo y la soja. Debemos usar suficiente limón como para embadurnar la carne por completo, y que la carne pueda absorberla en reposo, una media hora.
  2. Mientras tanto, podemos sofreír la cebolla en una gotita de aceite de oliva y un poco de sal. Una vez comience a pocharse, añadimos el calabacín y dejamos sofreír unos minutos extra.
  3. Esparcimos los ingredientes dejando un pequeño hueco en el centro de la sartén. Ahí, vertemos el resto del aceite y añadimos el pollo macerado. Dejamos que cocine mezclando todo.
  4. Mientras tanto, abrimos el paquete de Konjac y, siguiendo las instrucciones de cocción de la marca concreta (importante), los lavamos con abundante agua, escurrimos, y añadimos al sofrito en la sartén.
  5. Mezclamos todo correctamente y subimos el fuego. Añadimos el caldo mientras seguimos mezclando, y dejamos al fuego por cinco minutos adicionales.
  6. A partir de ese punto, regulamos la sal y servimos en un bol, con semillas de sésamo y cacahuetes tostados de forma opcional.

Debemos tener en cuenta que no tener calorías implica no tener nutrientes, porque al final la ingesta calórica depende de los hidratos de carbono, las grasas o las proteínas. La pasta Konjac se basa en pura fibra, fácil de encontrar en herbolarios, tiendas de dietética y ciertos establecimientos de cocina oriental. La base nutritiva de este plato se basa en los complementos, y sobretodo en el pollo.

Aún así, debemos tener claro que no todo el mundo puede consumir el Konjac:

  • Debemos cocinar (o lavar si ya tiene preparada) el Konjac con mucha agua para asegurarse de que la sustancia llega al estómago.
  • Se advierte en los paquetes de peligro de asfixia para personas con problemas de deglución.
  • Se recomienda además no ingerir justo antes de acostarse.
  • Demeríamos evitar el consumo junto con medicamentos y otros complementos alimenticios a base de fibra.
  • Los pacientes con diabetes deben consultar con su médico antes de tomarla.

Cómo se prepara el Konjac

Debido a su gran viscosidad, es habitual que en la cocina se utilice como ingrediente de base harina, como agregante o como gelatina, razón por la que es frecuente que se use en mermeladas.

Una vez seca, se tritura y mezcla con agua, elaborándose una pasta con ella, encontrándose con facilidad en los clásicos puntaletes (imitando al arroz), a los fettucini y linguini, o a los clásicos udon japoneses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Espaguetis Konjac de Pollo

La Pasta Konjac es la versión más ligera de este ingrediente, con un uso mucho más asiático que occidental. Su composición se basa en un 100% en fibra, lo que ayuda a controlar el apetito y a la vez las calorías consumidas.

Tipo: Espaguetis Konjac de Pollo Fácil

Cocina: Receta Espaguetis Konjac de Pollo

Palabras claves: Espaguetis Konjac de Pollo Ligera

Rendimiento de la receta: 3

Calorías: 9

Tiempo de preparación: PT20M

Tiempo de cocinado: PT20M

Tiempo total: PT40M

Ingredientes de la receta:

  • 400 gramos de pasta Konjac
  • Pechuga de pollo en tiras al gusto
  • Cebolla en juliana al gusto
  • 100 gramos de calabacín picado
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Una cucharada de salsa de soja (baja en sal)
  • Tercio de taza de caldo de verduras o de pollo
  • Zumo de limón al gusto
  • Sal marina al gusto
  • Ajo en polvo al gusto

Instrucciones de la receta: Marinamos la pechuga de pollo en el zumo de limón, la sal, el ajo en polvo y la soja. Debemos usar suficiente limón como para embadurnar la carne por completo, y que la carne pueda absorberla en reposo, una media hora.Mientras tanto, podemos sofreír la cebolla en una gotita de aceite de oliva y un poco de sal. Una vez comience a pocharse, añadimos el calabacín y dejamos sofreír unos minutos extra.Esparcimos los ingredientes dejando un pequeño hueco en el centro de la sartén. Ahí, vertemos el resto del aceite y añadimos el pollo macerado. Dejamos que cocine mezclando todo.Mientras tanto, abrimos el paquete de Konjac y, siguiendo las instrucciones de cocción de la marca concreta (importante), los lavamos con abundante agua, escurrimos, y añadimos al sofrito en la sartén.Mezclamos todo correctamente y subimos el fuego. Añadimos el caldo mientras seguimos mezclando, y dejamos al fuego por cinco minutos adicionales.A partir de ese punto, regulamos la sal y servimos en un bol, con semillas de sésamo y cacahuetes tostados de forma opcional.

Puntuación del editor:
5
Subir

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), te informamos de que este sitio web Restaurante Larra 13 utiliza cookies. Saber Más