Recetas de Membrillo con Jamón

membrillo con jamon

El secreto para que cualquier receta con jamón sea un éxito está en usar un buen jamón ibérico, si puede ser de bellota, y que los otros ingredientes no enmascaren el sabor.

Y es que, una de las curiosidades del jamon iberico es que se puede combinar con muchos otros alimentos. Pese a que tenemos en la mente la imagen del plato con este manjar recién cortado sin nada que lo acompañe, lo cierto es que va muy bien con ingredientes como el membrillo, el queso o incluso el melón.

Ingredientes de los Rollitos de membrillo con jamón

Las cantidades varían dependiendo de nuestro apetito, pero este plato se suele utilizar como entrante, lo que significa que no debe de ser muy abundante. Así, para cuatro rollitos necesitamos:

  • 4 rebanadas de pan de molde del que más nos guste (el integral siempre es más sano, pues tiene menos hidratos de carbono y aporta fibra)
  • 16 lonchas de jamón de bellota ibérico (o del mejor jamón que podamos conseguir en ese momento)
  • 12 lonchas de dulce de membrillo natural y ecológico
  • De forma opcional es posible añadir queso, para lo cual nos harán falta otros cuatro trozos, uno por cada rebanada de pan

Preparación

  1. Si teníamos el jamón en la nevera (algo que se suele hacer cuando se compra al vacío ya loncheado) lo sacamos unos minutos antes para que se atempere. En el caso de que lo vayamos a cortar, lo hacemos y lo reservamos en un plato.
  2. Cogemos las rebanadas de pan de sándwich y les quitamos la corteza, puesto que no nos van a servir para nada. Después, las estiramos con un rodillo, pues si las hacemos un poco más finas, enrollar la preparación será más sencillo y no se nos romperá.
  3. Ahora extendemos las lonchas de jamón en una superficie limpia y las tenemos que ir superponiendo. Es importante que no tengan agujeros en el centro, y si aparecen nos comemos la loncha y ponemos otra.
  4. Sobre el jamón situamos la rebanada de pan que tiene que cubrir el ancho de las lonchas, las cuales deben tener sobrante en la zona de las puntas, lo que nos permitirá formar el rollito.
  5. En el caso de que vayamos a poner queso lo hacemos ahora. Con el fin de no “ahogar” el jamón, el que mejor va es el fresco o el tierno, aunque hay quien lo prefiere semicurado. Es cuestión de gustos, pero siempre evitamos que el queso tenga un sabor fuerte.
  6. Encima del queso o de la rebanada de pan, si no lo hemos usado, se colocan las lonchas de membrillo. No deben ser muy gruesas y tienen que cubrir la mayor parte del pan.
  7. Aquí llega lo más complicado de una receta que es muy sencilla, y se trata de envolverlo todo sin romperlo, por lo que comenzamos a enrollar por un extremo con cuidado y sin prisas, pudiendo emplear un palillo si al final nos damos cuenta de que se nos abren los rollos.
  8. Se puede acompañar de unos frutos secos como la nuez, la cual le va muy bien y completa el sabor del plato.

Preparación de las Tostadas de membrillos con jamón

  1. Hay unas cuantas variantes de la receta y todas están igual de buenas, de manera que, si tenemos problemas a la hora de enrollarlo todo, o por otras recetas similares que hemos probado, sabemos que se nos va a romper, podemos optar por otra forma de comer jamón y membrillo.
  2. La más sencilla sería poner el trozo de membrillo, un trozo no muy grueso, doblar la loncha de jamón hasta que tenga más o menos el tamaño del membrillo y ponerla encima y sujetarlo todo con un palillo. Más fácil no puede ser.
  3. Sin la necesidad de enrollar podemos completar la receta, colocándolo todo sobre una tosta y evitando el palillo, o intercalando un trozo de queso encima del membrillo, tanto con el método del palillo como usando pan.
  4. Aquí conviene dejar a un lado el pan de molde, pues si tiene que hacer de sujeción es preferible una rebanada de pan fuerte, de pueblo, que cortaremos al tamaño adecuado, aunque también es posible utilizar una barra normal que tostaremos sin quemarla.

Preparación de los Bombones de jamón con membrillo

  1. ¿Y si queremos hacer la presentación con el jamón envolviendo al membrillo? En este caso se puede emplear un truco que siempre resulta, incluso aunque no seamos muy buenos formando rollitos.
  2. Consiste en colocar una loncha de jamón en una huevera o en una bandeja para cubitos, dejando que sobresalga por los lados. En el centro ponemos un trozo de membrillo, y si lo deseamos queso en crema y una nuez, para a continuación envolverlo todo haciendo un paquete.
  3. Lo metemos a la nevera y lo tapamos con papel film con el fin de que el jamón no se seque. Solo hay que sacarlo un poco antes de servirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 Recetas de Membrillo con Jamón Fáciles

Y es que, una de las curiosidades del jamon iberico es que se puede combinar con muchos otros alimentos. Pese a que tenemos en la mente la imagen del plato con este manjar recién cortado sin nada que lo acompañe, lo cierto es que va muy bien con ingredientes como el membrillo, el queso o incluso el melón.

Tipo: Recetas de Membrillo con Jamón Receta

Cocina: Recetas de Membrillo con Jamón Fácil

Palabras claves: Receta de Recetas de Membrillo con Jamón

Rendimiento de la receta: 4

Tiempo de preparación: PT10M

Tiempo de cocinado: PT10M

Tiempo total: PT20M

Ingredientes de la receta:

  • 4 rebanadas de pan de molde del que más nos guste
  • 16 lonchas de jamón de bellota ibéric
  • 12 lonchas de dulce de membrillo natural y ecológico
  • De forma opcional es posible añadir queso,

Instrucciones de la receta: Si teníamos el jamón en la nevera (algo que se suele hacer cuando se compra al vacío ya loncheado) lo sacamos unos minutos antes para que se atempere. En el caso de que lo vayamos a cortar, lo hacemos y lo reservamos en un plato.Cogemos las rebanadas de pan de sándwich y les quitamos la corteza, puesto que no nos van a servir para nada. Después, las estiramos con un rodillo, pues si las hacemos un poco más finas, enrollar la preparación será más sencillo y no se nos romperá.Ahora extendemos las lonchas de jamón en una superficie limpia y las tenemos que ir superponiendo. Es importante que no tengan agujeros en el centro, y si aparecen nos comemos la loncha y ponemos otra.Sobre el jamón situamos la rebanada de pan que tiene que cubrir el ancho de las lonchas, las cuales deben tener sobrante en la zona de las puntas, lo que nos permitirá formar el rollito.En el caso de que vayamos a poner queso lo hacemos ahora. Con el fin de no “ahogar” el jamón, el que mejor va es el fresco o el tierno, aunque hay quien lo prefiere semicurado. Es cuestión de gustos, pero siempre evitamos que el queso tenga un sabor fuerte.Encima del queso o de la rebanada de pan, si no lo hemos usado, se colocan las lonchas de membrillo. No deben ser muy gruesas y tienen que cubrir la mayor parte del pan.Aquí llega lo más complicado de una receta que es muy sencilla, y se trata de envolverlo todo sin romperlo, por lo que comenzamos a enrollar por un extremo con cuidado y sin prisas, pudiendo emplear un palillo si al final nos damos cuenta de que se nos abren los rollos.Se puede acompañar de unos frutos secos como la nuez, la cual le va muy bien y completa el sabor del plato.

Puntuación del editor:
5
Subir

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), te informamos de que este sitio web Restaurante Larra 13 utiliza cookies. Saber Más