Cómo tratar con las Termitas en tu local (o domicilio)

termitas

Además de las cucarachas y demás bichillos, las terminas son una de las principales y más temidas amenazas de nuestros objetos y muebles de madera. Estos insectos, también conocidos como hormigas blancas debido a su similitud física a las hormigas, pueden llegar a suponer un gran peligro para nuestro hogar, sobre todo debido a la dificultad para poder identificar si una estructura está infectada ya que poseen fototropismo negativo, es decir, huyen de cualquier tipo de luz y/o ambiente seco. 

Afortunadamente, hoy en día disponemos de diferentes herramientas y mecanismos para poder escucharlas a través de tabiques. Pero si no contamos con estos medios, ¿Cómo se puede saber si tenemos termitas?

Cómo identificar si tenemos termitas en casa

1. Por contagio: Si un edificio cercano al nuestro, o incluso un vecino, se ha visto víctima de esta molesta plaga, es muy probable que nosotros también las tengamos en nuestro hogar. Esto se debe a que las colonias de estos insectos se establecen bajo tierra, y es desde allí desde donde atacan las demás casas cercanas. 

2. Insectos voladores en primavera: Otro signo importante es la aparición de insectos alados durante los meses de primavera. Son similares a hormigas voladoras, y suelen salir del interior del hogar.

3. Aparición de manchas negras en las paredes: Si vemos que en las paredes de casa comienzan a aparecer manchas alargadas negras o marrones, significará que somos víctimas de una plaga de termitas. Se tratan de los túneles que estas usan para acceder a las distintas estructuras, muebles y objetos de madera. 

¿Qué son los tratamientos para termitas?

Confirmada la presencia de esta plaga, el siguiente paso es acabar con ella. Para ello se emplean tratamientos para termitas, que no son más que una serie de mecanismos para eliminar completamente la presencia de estas. 

Podemos encontrar dos tipos de tratamientos para termitas: 

1. Uso de un sistema de cebos: Este tratamiento consiste en colocar en el suelo una serie de cebos compuestos por celulosa, los cuales resultan muy suculentos y atractivos para las termitas. Dichos cebos están tratados con hexaflumorón, un producto enfocado en impedir el desarrollo de estos insectos. 

2. Tratamiento con barreras químicas: En este caso, se debe realizar una serie de perforaciones, de al menos 15 mm, ya sea en suelos o paredes de madera. Lo más conveniente es hacerlas cada 40 cm. Tras su realización, se aplica una serie de productos insecticidas contra termitas. Cabe destacar que es posible no perforar el suelo; tan solo aplicar dichos insecticidas que actuarán como una barrera protectora que cubrirá toda la superficie de la habitación o edificio. 

Ambos tratamientos deberán realizarse siempre tras la evaluación e inspección de un experto, y siempre contando con su asesoría para escoger el tratamiento adecuado para nuestro tipo de plaga ya que las termitas pueden ser de dos tipos: 

1. Subterráneas: Son las que viven bajo tierra húmeda. Son difíciles de detectar y están consideradas las más dañinas. 

2. Termitas de madera: Las menos agresivas ya que es muy fácil detectar de presencia debido al rastro de serrín que dejan y a los pequeños agujeros presentes en muebles y estructuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

No se ha encontrado ningún schema.
Subir

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), te informamos de que este sitio web Restaurante Larra 13 utiliza cookies. Saber Más